top of page

Todo en ti es despedida



Todo en ti ya es tarde

en este mundo de prontitud.

Todo en ti ya suena lejano en este planeta que creamos

sosteniéndolo de cercanías.



Todo en ti está desestabilizándonos,

y estamos helándonos arriba de un vacío.

Todo en ti cruza al otro lado

mientras yo me quedo a la mitad

de este puente que va quebrándose,

y me va dejando caer cuando yo aún no

he aprendido a volar.


Todo en ti, eso que fue en mí ya no crece.

Está tan desgastado que las teorías sufren por si la materia

desaparece tan fácilmente y hay que eliminar lo que nos aprendimos.


Todo en ti moja.

Moja los seis colchones donde dormimos. Todas las ventanas

paralelas de nuestra ciudad, que ahora es de hielo, pero nadie

patina.


Todo en ti inunda.

Están mis ojos llorando aquellas lluvias nuestras que hoy son

solo mías.


Avanzas, pero todo en ti refleja

lo que discute mi piel.

He descubierto muy tarde las

tormentas que solo me caían a mi:

en los ojos, en el alma,

debajo de las piernas,

en medio de mis cejas,

en el movimiento de mis labios.


Ya no somos tanto como

presumía en las esquinas que

ahora ni siquiera se encontrar.

Pero todo en ti es despedida,

y todo en mi está arrugado

pero sé que se rehace en algún

lugar.


Gabriel Forgas

128 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Permitirse

Comments


bottom of page